OTRO RETRATO DE DEPORTE

Funcionarios del programa visitaron la Ciudad del Fútbol, ​​como lo han hecho en los últimos años, para mantener sinergias activas que mejoren el seguimiento educativo de los jugadores del Barça concentrados con las distintas selecciones inferiores

"img alt ="

"class =" RichTextAlignCenter "id =" IMAGEN_INSERTADA_53543 "src =" http://iusport.com/upload/img/periodico/img_53543.jpg "

Abel Ruiz, Sergio Gómez, Juan Miranda y Mate se unieron al equipo sub-17 de España para la Copa del Mundo en India del 2 al 28 de octubre. Y lo han hecho, como ha sido tradicional en el FC Barcelona en los últimos años, con todo el programa definido para que la incidencia del torneo sea lo menos posible en su formación académica.

Los jugadores llevan sus libros y notas para estudiar bajo la supervisión de la Federación Española de Fútbol (RFEF), e incluso se espera que lideren las conexiones de Skype con sus profesores en Barcelona desde 39 ; la India. ayudar a resolver cualquier duda que puedan tener.

Esta actividad educativa se centró gran parte de la reunión celebrada el pasado miércoles por los directivos del programa Masía 360 con Juan Carlos Gómez Perlado, físico entrenador, analista de la RFEF y a cargo de Ginés Meléndez de los equipos inferiores de la Ciudad de fútbol de Las Rozas.

Carles Folguera, directora del programa Masía 360, Ana Merayo, responsable de la atención integral al deportista (SAIE), y Juanjo Luque, responsable de la gestión del centro de formación Masía Oriol, explicaron a Gómez Perlado cómo este primer año del programa Masía 360 ha sido desarrollado y cómo los objetivos del Barça están siempre dirigidos a asegurar la formación completa de sus atletas.

"Reuniones como ésta ayudan al funcionario de la RFEF a conocer la situación académica de cada jugador del Barça que es llamado por los equipos inferiores para ayudarles a gestionar su tiempo libre en las reuniones y para que los 39 la incidencia del torneo en su formación académica es la menos posible ", explica Carles Folguera.

Un ejemplo a seguir

Durante años, los jugadores de azulgranas son un ejemplo a seguir ya que siempre viajan con libros y notas en diferentes concentraciones de selecciones españolas inferiores. Reuniones como la celebrada el miércoles pasado ayudan a mantener activamente las sinergias que mejoran el seguimiento educativo de estos actores. Otro ejemplo de esta buena sintonía es el torneo que jugará el equipo español sub-15 durante las primeras tres semanas de noviembre en Argentina.

En este caso, por ejemplo, será el tutor de los jugadores de B-cadetes convocados por el equipo español de sub-15 que contactará personalmente a las familias y escuelas de los jugadores para transferir el programa y estará en quien estará a cargo en Argentina para controlar los estudios de los chicos para que el torneo tenga un impacto mínimo en su escolaridad.

De esta manera, y reconociendo la ayuda brindada por los representantes de la Real Federación Española de Fútbol, ​​queremos mostrar a los jóvenes talentos de la Masía y la selección española que lo importante es para aprovechar el proceso, más allá de la meta final Algo que les hará crecer como personas y divertirse como atletas.